“Terror 5”: Entrevista con sus directores, Federico y Sebastián Rotstein

El primer lanzamiento argentino del año es un filme de terror plagado de referencias cinéfilas para los amantes del género. Conversamos con sus realizadores sobre este “Relatos salvajes” pero orientado al horror, la sangre y el sexo.

terror5_03

 

El cine de terror en Argentina va avanzando sobre terreno cada vez más firme. En 2016 se estrenaron 9 títulos de este género de factura nacional (siendo uno de ellos, “Resurrección”, la segunda película nacional de terror más vista de la última década). Y es una propuesta de horror el que debuta como el primer estreno comercial argentino de 2017.

Terror 5” llega a las salas locales tras haberse estrenado mundialmente en el Marché du film de Blood Window, en el festival internacional de cine de Cannes, el apartado especial dentro del más grande festival de cine del mundo dedicado exclusivamente al cine de género y de terror mundial. El filme debutó en nuestro país en la última edición del festival de cine de Mar del Plata y ahora llega a las salas comerciales donde se verá en una veintena de pantallas de todo el país.

El filme está dividido en cinco historias que tienen un común denominador: el terror que invade nuestras vidas a través de mitos que son más cercanos a nuestra realidad de lo que podemos imaginar: el snuff (la captura de muertes reales en video), la sobre-vigilancia en edificios de placer (hoteles alojamiento, por ejemplo), entre otros. Estas historias se desarrollan a lo largo de una noche en Buenos Aires, cinco leyendas urbanas se desarrollan de la forma más sorprendente posible. Mientras un político es acusado de ser responsable de una tragedia urbanística en la que fallecieron quince personas, en la ciudad se entrecruzan diversas historias en las que hombres y mujeres acabaran enfrentándose a sus demonios interiores.

El género de terror nacional ha logrado una gran profesionalización en sus obras en los últimos años, pero el trabajo de dirección de arte, fotografía y sonido en “Terror 5” es de verdad sorprendente, logrando que el horror se convierta en una experiencia sensorial y visceral completa y aterradora.

Ultracine habló con los directores de “Terror 5”, los hermanos Sebastian y Federico Rotstein antes del estreno de su filme que cuenta con distribución de Aura Films.

Ultracine: ¿Cómo surgió el proyecto?
Hermanos Rotstein: Surgió del impulso que nos dio el resultado del corto “Liebre 105”. Se abría el concurso de óperas primas y sentimos que teníamos una chance si lo encarábamos con la seriedad con la que encaramos el corto.

Ultracine: ¿Cual es el hilo conductor de las cinco historias?
Hermanos Rotstein: El hilo conductor es un juicio político y que todas las historias pasen una misma noche en una misma ciudad. Hay en cada historia elementos que se repiten y se resignifican en las otras. Son historias en si mismas, pero que entre todas forman una gran historia que es Terror 5.

Ultracine: ¿Cómo trabajaron la dirección compartida? ¿Qué tareas hizo cada uno?
Hermanos Rotstein: Es difícil de describir. Se da de manera muy natural. Tratamos de hablar todo así si alguno tiene que encarar una tarea en particular el objetivo ya esta planteado. Antes de llegar al set, la película la hablamos, la actuamos y la re-escribimos nosotros en el patio de una casa o en un bar escondidos.

Ultracine: ¿Por qué se jugaron por hacer un montaje separado de las historias?
Hermanos Rotstein: El proceso de montaje fue muy largo, probamos muchas versiones de la película. Todas las historias por separado, algunas mezcladas, otras no. Trabajamos con Nicolás Goldbart varios meses después del primer armado buscando la película. Y de a poco fuimos llegando a la versión final que era la que a nuestro entender mejor funcionaba. Al mezclar los relatos, toma más protagonismo aquello que las une. Esa idea que subyace a las cinco historias.

Ultracine: La película tiene una fotografía y dirección de arte muy buena ¿Cómo trabajaron ese aspecto?
Hermanos Rotstein: Dedicamos mucho tiempo a pensar la estética de la película. Nos parecía un aspecto muy importante para acompañar la narración y para potenciar la experiencia cinematográfica que es “Terror 5“. Contamos con aliados de lujo como Marcelo Lavintman, Walter Cornás, Alice Vazquez, Nestor Burgos y Rodrigo Llorente. Además de un equipo que hizo posible con mucho esfuerzo que lo poco que teníamos rindiera mucho más.

terror-5

Ultracine: ¿Cómo surgió la producción de la película? ¿Qué productoras intervinieron?
Hermanos Rotstein: La producción estuvo a cargo de Sebastián Perillo y Daniel Werner, dos productores con mucha experiencia. A su vez por lo ambicioso del proyecto tuvimos que salir en busca de productores asociados que inviertan para ir superando las distintas etapas. Ahí recibimos ayuda de muchísima gente, algunos que nos ayudaron con servicios como Control Studio que fueron quienes realizaron los No Muertos, Caveman Post en Estados Unidos, Murillo en Colombia y Pernich Corporation en Argentina. También contamos con algunas inversiones económicas que vas desde la ayuda familiar hasta productores asociados estadounidenses.

Ultracine: ¿Cómo eligieron a los actores? ¿Cómo fue el trabajo con ellos?
Hermanos Rotstein: Esencialmente, llamamos a los actores con lo que queríamos trabajar. Los habíamos visto en teatro o en otras películas y realizamos un casting muy acotado con tres o cuatro actores por rol sabiendo que cualquiera de ellos podrían hacer el papel. Pero el desafío era la armonía entre todas las historias y un tipo de sonoridad o musicalidad al pronunciar los diálogos.

Ultracine: ¿Cuánto tiempo duró el proyecto: preproducción, rodaje y post producción? ¿Cómo fue el proceso? Alguna anécdota que quieran contarnos.
Hermanos Rotstein: El proyecto duró 10 años si tomamos desde que se empezó a escribir el guión, que no nos tenía a nosotros como directores, y se terminó lo que llamamos la copia “A”. La preproducción fue esporádica durante 6 meses hasta que finalmente arrancamos y ahí fueron 4 semanas muy intensas donde se cerraron las locaciones, el casting, la puesta, el vestuario, se probaron los artilugios para los ojos de los No Muertos, más todo lo que se suele hacer en preproducción. El rodaje fue de 5 semanas, 4 semanas y 1 día fueron noche. 4 días fueron diurnos. Un año después del final, rodamos una jornada más. El proceso fue largo. Es como contar un chiste y que la gente se ría 2 años después.

Tal vez la anécdota más increíble fue cuando estábamos filmando el ataque de los “No Muertos” al Congreso. Notamos que habían cámaras de seguridad, obviamente. Lo que estábamos filmando era literal, 30 No Muertos se enfrentan a 30 Policías que defienden las puertas del Congreso y estalla todo en una batalla campal. Al rato, vinieron de visita “los muchachos de la seguridad”. Luego de un momento de tensión, todo terminó en fotos con los actores maquillados y la policía real.
También está el rumor de que Cocchiarale (Bruno, en Srta Virga) se entrevistó con un asesino serial para componer su personaje. Pero él, por algún motivo que desconocemos, lo niega rotundamente.

Ultracine: ¿Cuál fue su mayor dificultad y su mayor satisfacción al hacer la película?
Hermanos Rotstein: Cuando estás tratando de sacar adelante el proyecto y buscar financiación te parece una tarea épica, casi imposible, pero lo terminas logrando. Solo para que después venga el rodaje que es como ir a la guerra pero te decís: “tengo que pasar estas cinco semanas y ya está. Lo más difícil ya está hecho”. Solo para que después te enfrentes a una post producción de más de un año con cientos de planos con efectos especiales realizados en 3 países y 4 casas de post producción. Y cuando terminás esa etapa y la película esta terminada y crees que vas a empezar a disfrutar, viene el estreno en cines y la batalla por las salas. Durante todo el proceso pasas del sacrificio al sufrimiento, y a la satisfacción, constantemente casi sin darte cuenta.

Ultracine: ¿Cómo fue el recorrido por festivales? ¿Qué feedback tuvieron de los críticos, realizadores y el público?
Hermanos Rotstein: El recorrido que tuvimos fue mejor de lo que imaginamos, eso en si mismo lo vivimos como un feed back positivo. Sumado a que las críticas acompañaron la película en casi todas sus presentaciones. Es difícil seguir viendo tu película a la cual le conocés todas sus mañas, sus defectos y virtudes. Es como conocer mucho a alguien y por momentos pensás, “¿a quién querés engañar?”. Pero empezar a verla con gente tiene el gusto a lo nuevo. Empezás a ver algunas reacciones. Y por suerte lo hemos podido experimentar en lugares tan disimiles como Cannes, el D.F., Mar del Plata y Macao.

Ultracine: ¿Cómo se planificó la comunicación y difusión de la película?
Hermanos Rotstein: La verdad es que se planificó con lo que teníamos, que no era demasiado. Básicamente la ayuda del INCAA y las redes sociales. Con respecto a la comunicación, tenemos al Chavo, un Community Manager, que maneja Twitter, Instagram y la página de Facebook donde la premisa fue la de dar a entender que además de ser una película de terror, también podés pasarla bien viéndola. Luego hubo sorpresas positivas como la tapa de la “Haciendo Cine”, por ejemplo.

Ultracine: ¿Cómo se planificó la distribución y la exhibición? ¿Con cuántas copias sale la película y cuáles son tus expectativas de público?
Hermanos Rotstein: La película sale con 19 copias. La planificación se basó esencialmente en los horarios nocturnos y barrios específicos. Mucha intuición de nuestro lado y buenos consejos de parte de Aura, nuestros distribuidores.

Ultracine: ¿Qué proyectos tienen para el futuro?
Hermanos Rotstein: Estamos desarrollando dos películas. Muy diferentes entre sí, una se llama “O” y es un thriller sobre un ingeniero japonés que viene a desarrollar una linea de subtes a Buenos Aires y que se filmaría en Tokyo y en Buenos Aires. La segunda, “Vida Feliz”, es un melodrama en la linea de los que hacía Christensen en los 40 pero el último acto está más en sintonía con Tobe Hooper y su “Masacre de Texas”. Está basado en un hecho real.

Ultracine: ¿Cómo ven el momento del cine de género en Argentina?

Hermanos Rotstein: Siempre se realizó cine de genero en Argentina, solo que antes era más marginal. Hoy en día hay políticas del Instituto (como lo es Blood Window) que son un apoyo específicos al cine de género, generando mayor cantidad de películas, con más recursos a la hora de filmar y con un estreno en salas asegurado.

Este es el trailer de “Terror 5“:

 

REDACTOR_ULTRACINEcarina-rodriguezMariano Oliveros nueva

terror5_03