“Pasajeros”: Romance y aventuras en el espacio

Chris Pratt y Jennifer Lawrence protagonizan este filme de ciencia ficción sobre dos astronautas que despiertan del criosueño en el espacio noventa años antes de tiempo.

pasajeros

En un ambiente en el que las remakes, las secuelas y las adaptaciones de super-héroes pasaron a ser la norma del negocio cinematográfico, las historias originales y auto-conclusivas de gran presupuesto suelen ser la “rara avis” del séptimo arte, salvo en casos de proyectos encarados por directores de primera línea como Christopher Nolan, Scorsesse, Spielberg y similares.

Claro que en estos casos, es indispensable para que el proyecto se materialice que, si detrás de cámara no hay uno de esos nombres, que los protagonistas sean figuras taquilleras y en boga.

Y “Pasajeros” tiene precisamente eso: además de ser una historia “de concepto”, sus protagonistas son dos de los jóvenes actores más populares del Hollywood actual: Jennifer Lawrance y Chris Pratt (“Guardianes de la galaxia”, “Jurassic world”). Contar con estos dos nombres al frente de la producción permitió que el filme, que cuenta con un presupuesto de US$ 110.000.000 de dólares, se pusiera en marcha.

Para ponerse detrás de cámara se eligió al realizador noruego Morten Tyldum, cuyo título anterior, “El código Enigma”, le valió una nominación al Oscar como mejor director. Acompañan a los dos protagonistas en roles de reparto Martin Sheen, Laurence Fishburne, y Andy García.

El guión de “Pasajeros”, escrito por Jon Spaihts, estuvo circulando desde 2007, con la idea inicial de ser un filme más centrado en los personajes y su romance. Estuvo por ser filmado con Keanu Reeves y Emily Blunt en los roles centrales, pero cuando finalmente se cerró con Lawrence y Pratt, el presupuesto escaló considerablemente, convirtiendo al proyecto en un potencial blockbuster (sólo en el cachet de la actriz de “Los juegos del hambre” se destinaron US$ 20.000.000).

La historia parte de una premisa que se tocó no hace mucho en “Interestelar”, que es la de imaginar un futuro (no demasiado lejano) donde la necesidad de abandonar el planeta ante la desaparición de los recursos naturales para la Humanidad lleve a la búsqueda de otros mundos en las estrellas.

En esta ocasión, la travesía supone un largo recorrido por el espacio, haciendo imposible viajar despierto, pues su duración es de 120 años. Tras muchas negociaciones, los altos mandos de la Tierra deciden enviar a un grupo de 5.000 pasajeros a una colonia lejana, que se trasladarán en un estado de sueño inducido dentro de una nave espacial.

Los problemas empiezan cuando, debido a una avería en las cámaras de sueño, el fallo de funcionamiento provoca que un pasajero despierte de su hibernación 90 años antes de llegar a su destino. Desesperado al comprobar que su proceso de criogenización ha fallado, Jim Preston (Chris Pratt), un joven mecánico, comienza a dar vueltas a la perspectiva de envejecer y morir absolutamente solo. Tras reflexionar, decide que prefiere tener compañía. Así, despierta a una joven periodista que duerme a su lado. Esta mujer es Aurora Lane (Jennifer Lawrence), una escritora de Nueva York que tiene como objetivo viajar por el espacio para después publicar la experiencia en un periódico.

Jim le mantiene oculto este hecho a Aurora, quien a partir de ese momento  deberán enfrentarse a la idea de tener que pasar el resto de su vida solos el uno con el otro.

La película tiene un excelente trabajo de diseño de interiores y de efectos especiales que, a diferencia de muchas películas del género, se sienten reales, “tangibles”, y no meros fondos generados por computadora. Pero más allá de los efectos y de la sensación de aventura, la película es el show de Lawrence y Pratt, cuyo carisma, juntos y por separado, es el motor principal del filme.

“Pasajeros” se estrena hoy con distribución de UIP tras haberse pre-estrenado el lunes pasado.

Este es el trailer de “Pasajeros”:

Mariano Oliveros nueva

pasajeros