“Invasión zombie”: El tren de la muerte

Uno de los mayores éxitos coreanos de los últimos años llega a salas argentinas: una explosiva película de terror con zombies dentro de un tren.

train-to-busan-2

El cine de Corea del Sur logró algo que puede considerarse casi un milagro: diversas medidas tomadas en los últimos veinte años permitieron que la cuota de mercado para el cine local creciera a un fabuloso 50 por ciento del total. Así es, de cada dos entradas que se venden en cines de Corea del Sur, una es para una película coreana. En 2016, de las diez películas más vistas del año, 7 fueron de producción local.

Sin embargo, eso no se dio solo. Además de medidas proteccionistas, la industria empezó a producir tanques de muy cuidada factura narrativa y técnica, realizando el mismo tipo de películas que se filman en Hollywood pero con sabor e idiosincrasia local. Comedias pasatistas, películas de terror con espectros y posesiones, cine catástrofe con tsunamis destruyendo todo a su paso, y excelentes policiales repletos de acción. Los tanques coreanos son verdaderas superproducciones que no tienen nada que envidiarle a Hollywood, y es por eso que la industria se consolidó de la manera en que lo hizo.

En Argentina hubo una etapa en la que se estrenó mucho cine de esas latitudes, más que nada cine de autor. Pero esta semana se estrena la película de terror made in Corea más exitosa y comentada a nivel mundial de los últimos años: “Train to Busan”, que se conocerá en salas locales como “Invasión zombie”.

“Invasión zombie” fue la película más exitosa de Corea del Sur en 2016, con más de 10.000.000 de espectadores y una recaudación de US$ 80.000.000 de dólares. Es el debut en el cine live action de Sang-Ho Yeon, quien había realizado dos dramas de animación muy bien recibidos por la crítica y público. Con su primera película con actores de carne y hueso, logró participar en la sección “Medianoche” del pasado Festival de Cannes, donde fue su estreno mundial.

El protagonista es Seok-Woo, un hombre divorciado que vive absorto en su exitoso trabajo en el Wall Street coreano. Sin embargo, sus labores paternos dejan mucho que desear, compartiendo apenas algo de tiempo con su hija Soo-an. La niña pide como regalo de cumpleaños que él la lleve a Busan a reunirse con su madre.

Ellos abordan un tren KTX en una estación en Seúl. Momentos antes de que el tren parta, los pasajeros se enteran de misteriosos y violentos sucesos que ocurren por todo Corea. Mientras, una joven aborda el tren con una evidente herida de mordida en su pierna. Luego de sufrir violentas convulsiones, la joven se convierte en zombie, desencadenando terror, confusión y una dramática lucha por sobrevivir mientras la infección se extiende por todo el tren.

Como todo buen “survival” que se precie de tal (survival son las películas de grupos de individuos variopintos que deben unirse pese a sus diferencias para sobrevivir a un violento y contundente ataque), Seok-Woo y su hija serán parte del grupo de sobrevivientes que, en su desesperación, no harán las cosas más fáciles.

Son de la partida un hombre duro que viaja junto a su esposa embarazada, un grupo de estudiantes de secundario,  el egoísta y controlador CEO de una empresa, un vagabundo que se colo en el tren y que sobrevivió a duras penas los inicios del ataque, dos hermanas ancianas,  el asistente y el conductor del tren. Todos ellos deberán sobreponer sus diferencias y unir fuerzas para luchar contra los zombies a medida que el tren avanza con dirección a la localidad de Busan, lugar donde se cree estarán a salvo. Pero obviamente, a lo largo del trayecto no sólo acechará la amenaza de los zombies que pululan dentro del tren y en cada estación en la que se detienen:  lo mejor y lo peor del ser humano surgirá entre los sobrevivientes mientras todos batallan por sus propias vidas y la de sus seres queridos.

La película tiene un pulso narrativo fantástico: en menos de veinte minutos desarrolla el difícil vínculo padre-hija (la escena del regalo de cumpleaños es fabulosa, cortita y al pie), presenta brevemente pero de manera contundente a cada personaje principal, nos pone en situación dentro del tren, con una amenaza apocalíptica pero misteriosa.

Lo que sigue es una historia que nunca descansa, set pieces de acción y suspenso realizadas de manera fenomenal y personajes que, si bien muchas veces actúan dentro del cliché de lo que se espera de cada uno, lo hace de forma orgánica, sin apresurarse.

Para los fans del cine de terror, “Invasión zombie” es de verdad un plato fuerte y disfrutable. Para los realizadores y estudiantes de cine locales, es una película ideal para sacar papel y lápiz y tomar algunas notas acerca de cómo realizar cine de horror con personajes carismáticos, ritmo vertiginoso y entretenimiento que no menosprecia la inteligencia del espectador, sino todo lo contrario.

Este es el trailer de “Invasión zombie”, que estrena la distribuidora Energía este jueves:

Mariano Oliveros nueva

train-to-busan-2